Comunidad - Prevención de las enfermedades alérgicas

    INTERROGANTES
    ¿Es posible prevenir la aparición de enfermedades alérgicas en nuestros hijos?. Si una pareja es asmática con antecedentes graves, ¿qué posibilidades tiene de tener un hijo asmático?. ¿Cómo puedo darme cuenta de sí los resfríos continuos de mis hijos son alérgicos o no?. Estos son las preguntas que más comúnmente angustian a los padres y son un desafío a responder.

    POSIBILIDADES Y MEDIDAS DE PREVENCIÓN
    Si ambos padres son alérgicos, solo hay aproximadamente un 25% de posibilidades de que sus hijos sean iguales, un 25% de que no padezcan enfermedades alérgicas y un 50% de que lo sean en grado leve. Podemos analizar la sangre del cordón umbilical y buscar el anticuerpo de la alergia en él, normalmente tiene que haber muy poca inmunoglobulina E (IgE, menor a 5 UI) en la sangre que obtenemos de esa forma, si aparece IgE, debemos pensar en postergar en la dieta la presencia del huevo, leche de vaca, pescado, tomate, alimentos envasados, embutidos, bebidas gaseosas con colorantes, y prolongar la lactancia materna el mayor tiempo posible.

    CONTROLANDO EL MEDIO AMBIENTE
    La habitación del niño, no debe contener cubrecamas peludos, alfombras, cortinados y elementos que no sean de fácil lavado y permitan entonces la acumulación de polvo de casa y hongos por la falta de ventilación y luz de sol. Se aconseja que el colchón y las almohadas de su cama, sean de espuma sintética y que tengan fundas ‘Hipoalergénicas' que no permitan por su trama fina, el paso de polvillo y que sean lavadas mensualmente. Los animales domésticos, no deben estar dentro de la casa y menos aún dormir en la misma habitación que la criatura. Las macetas y las plantas son un excelente campo de cultivo para el crecimiento de hongos, acumulan polvo y tampoco deben estar en la habitación del bebé.

    No debemos fumar, usar desodorantes o insecticidas en aerosol o realizar tareas de limpieza en presencia de los chicos; la limpieza debe ser con trapo húmedo y si se usaran aerosoles, (especialmente acaricidas) hay que esperar por lo menos tres o cuatro horas antes de usar la habitación.

    Si contamos con aire acondicionado o calefacción central, los filtros deben ser lavados o cambiados una vez por mes, si el uso es continuo, porque en ellos se acumula polvo y hongos que luego serian dispersados como con un nebulizador, de esa forma, controlando la limpieza de estos aparatos, lograremos tener un ambiente ideal libre de sustancias capaces de producir alergia (alergenos) y comprobaremos que sin medicamentos pueden disminuir en su frecuencia e intensidad, los problemas respiratorios y cutáneos de origen alérgico.

    AVERIGUANDO LA VERDAD OCULTA
    Cuando a pesar de nuestro esfuerzo, los resfríos o las crisis asmáticas se repiten, es necesario consultar al médico Especialista en Alergia para realizar estudios, medir la IgE total, y luego hacer la Testificación Total (pruebas cutáneas con alergenos) para averiguar cual es la causa.

    Las pruebas cutáneas se hacen poniendo unas gotitas en la piel del antebrazo, con los alergenos (polvo doméstico, ácaros, pólenes, caspa de animales, hongos, cucarachas) y con una “lanceta de Prick” se hace un puntito en el medio. A los diez minutos si el paciente es alérgico se observa la aparición de una roncha colorada con centro blanquecino que debe parecerse a otra similar que se llama “testigo positivo”.

    Con ese resultado hacemos el tratamiento específico (Inmunoterapia). Si las pruebas cutáneas no fueran concluyentes podemos hacer lo mismo por laboratorio (con mucho mayor costo) pidiendo las IgE específicas para el contenido de cada frasquito. El único tratamiento específico consiste en el tratamiento hiposensibilizante realizado por un médico Alergista con los antígenos que observe en la testificación total.

    PREOCUPARNOS POR LA CALIDAD DE VIDA
    Cuando no hacemos control ambiental, las enfermedades alérgicas tienen una “historia natural” que nos lleva desde el eccema de bebe, a los resfríos alérgicos (rinitis) y luego a las crisis asmáticas (bronquitis alérgicas, espasmos bronquiales, alergia bronquial, bronquitis espasmódicas, Etc.) que son la inflamación alérgica de los bronquios. Con catarro espeso y respiración dificultosa (disnea) con chiflidos en el pecho (sibilancias) que indican el cierre de los músculos bronquiales (broncoespasmo) al aspirar sustancias irritantes u olores fuertes.

    No todos los pacientes alérgicos siguen esta historia, y muchos disminuyen su alergia espontáneamente, pero ¿cómo hacemos para saber cuál será nuestro futuro? Lo ideal es conocer estos signos de advertencia y concurrir al médico llamando a las enfermedades por su nombre cumpliendo el tratamiento, y nunca negar que nuestro hijo hizo una “crisis de asma”. 

    Si usted desea informarse sobre afecciones alérgicas, cursos para alérgicos y su familia, servicios hospitalarios de la especialidad, especialistas reconocidos por esta institución, envíenos un mail a:
    secretaria@aaiba.org.ar