Comunidad - Control de los principales alérgenos del hogar

    LO QUE EL PACIENTE Y SU FAMILIA DEBEN SABER
    Por el Dr. Samuel Azar

    El polvo doméstico se produce por la desintegración de los materiales presentes en el ambiente. Sus componentes pueden ser vegetales como el algodón y el yute, lana, fibras sintéticas, restos de látex proveniente de la suela de los zapatos, productos derivados de animales domésticos, restos de pinturas, materiales de construcción; también pueden contener escamas humanas y una amplia variedad de hongos y resto de alimentos. También se encuentra en él proteínas de insectos, como las provenientes de las cucarachas y ácaros.

    El polvo se halla no solo en las superficies, puede ser encontrados en rellenos de colchones, almohadas, colchas, muebles tapizados y carpetas. El principal alergeno del polvo son los ácaros. Son unos bichitos que miden 200 micrones aproximadamente, pertenecen a la misma familia de las arañas y producen proteínas sumamente alergénicas. Son uno de los principales desencadenantes de asma y otras enfermedades alérgicas. La humedad del ambiente como las temperaturas superiores a los 200 favorecen su crecimiento. En climas cálidos y húmedos hay mayor cantidad de ellos en el polvo del hogar y la inversa, la cantidad es menor en climas fríos y secos.

    Los síntomas de alergia al polvo doméstico pueden manifestarse con obstrucción nasal con secreción acuosa y estornudos (Especialmente por las mañanas) lagrimeo, picazón ocular, tos, silbidos en el pecho, dificultad respiratoria y erupciones en la piel.

    ¿Cómo reducir el polvo en la casa?
    El control del ambiente dentro de la casa es muy efectivo para reducir los desencadenantes de alergia, especial­mente en los dormitorios ya que se permanece mas tiempo allí, que en cualquier otro lugar de la casa. Mencionaremos varias maneras de reducir el polvo y otros irritantes en el ambiente.

    Dormitorios
    Se recomiendan superficies lisas, ordenadas y fáciles de limpiar. Objetos pequeños, tales como adornos, libros, discos, casetes, y animales de peluche deberán ser eliminados o colocados en cajones y gabinetes cerrados. La mesa de luz no debe transformarse en una biblioteca.

    Colchones
    El control de los ácaros en colchones requiere que se aspiren frecuentemente y si es posible cubrirlos con fundas herméticas, con cierre, hechas de plástico o algún material especial antialérgico para protegerlos del polvo.

    Ropa de Cama
    Debe ser lavada en agua caliente semanalmente. Esto es necesario ya que el agua fría no mata a los ácaros. Almohadas y edredones de plumas deberán ser sustituidas por las de fibras sintéticas. Las almohadas y acolchados deberán ser lavados frecuentemente y es conveniente que las almohadas sintéticas se reemplacen cada dos años.

    Alfombras
    Las alfombras se deberán eliminar siempre que sea posible ya que acumulan ácaros , esporas de hongos, caspa de animales y otros alergenos en abundancia. Los pisos de madera o linóleo son mejores para las personas alérgicas. Las alfombras colocadas sobre pisos de cemento contienen altos niveles de ácaros debido al aumento de la humedad.

    Limpieza
    La limpieza es esencial, pero debe tenerse en cuenta que el uso de las aspiradoras comunes producen dispersión del polvo ambiente. Las personas alérgicas deben ponerse una mascarilla mientras aspiran o barren. Es conveniente aspirar los muebles tapizados y las superficies, limpiarlas con trapo húmedo. Se recomienda limpieza general de la casa al menos una vez por semana.

    Hongos Ambientales
    Los hongos atmosféricos crecen en las áreas más húmedas de la casa. Los sótanos, baños y cocinas necesitan ventilación y suficiente limpieza para evitar en lo posible su crecimiento. Productos para eliminar hongos, como la lavandina y productos de limpieza para la casa ayudan a mantener las superficies libres de hongos. Otras fuentes de hongos son alfombras, plantas, basureros, pisos de madera apolillados, leña húmeda y empapelado de paredes humedecido.

    Producto de animales domésticos
    Los individuos con alergias a animales reaccionan a proteínas de la caspa, orina, y/o saliva que se dispersan por toda la casa. Por ello
    los alérgicos deberían abstenerse de poseerlos:: si esto no fuera posible por razones emocionales se deberá evitar por lo menos que ingresen a los dormitorios. Esta medida podría no dar resultado inmediato ya que los derivados del animal permanecen en la casa aún meses después de haber alejado el animal de ella. El principal problema del gato es la proteína de su saliva Los estudios han demostrado que bañar al gato semanalmente reduciría la cantidad de caspa y saliva seca depositada en las alfombras, camas y otros sitios.

    Olores y Humos
    Es importante que los pacientes alérgicos eviten los irritantes que pueden ser encontrados en la casa, incluyendo humo de tabaco, el peor de los contaminantes, aerosoles y productos de limpieza con olores fuertes.


    Las medidas de control ambiental dentro de la casa deberán enfocarse hacia los sitios donde se producen y acumulan los alergenos. Los pacientes alérgicos deben saber qué alergenos específicamente provocan sus síntomas. El especialista en enfermedades alérgicas podrá ayudado a determinarlas.

    Efectuar estas modificaciones en el hogar puede llevar tiempo. Una persona alérgica deberá escribir una lista de prioridades y hacer los cambios paulatinamente. Ello dará como resultado un ambiente menos alergénico, más fácil de limpiar y más saludable para toda la familia.